¡Nuestros alevines de esturión ya tienen 7 meses!

Los pequeños ya tienen más de medio año y ya no son tan pequeños. De hecho, ahora mismo están en una piscina mucho más grande que antes para que dispongan de espacio suficiente para crecer, aunque como se aprecia en el vídeo, siguen teniendo un comportamiento muy gregario, nadando juntos como medida de protección frente a posibles depredadores.

Aunque aún queda un largo camino por recorrer y todavía no sabemos ni cuales son machos ni cuales son hembras (aún debemos esperar unos cuantos años para saberlo como explicamos en este artículo), sí que podemos decir que ya poseen una forma claramente reconocible de esturión adulto, solo que en pequeñito.

Además de los escudetes ya visibles anteriormente pero ahora más grandes y evidentes, se pueden observar sus llamativos bigotes (llamados barbillas), que son cuatro y están localizados delante de la boca. Esta localización no es fortuita sino que es clave en la alimentación de los animales, ya que estas barbillas, además de permitir al esturión tocar el fondo, poseen una serie de papilas gustativas que les permiten detectar el alimento. De esta forma, cuando lo detectan, sacan la boca protráctil (localizada justo a continuación de las barbillas) a modo de embudo y succionan el alimento. Es por ello que el esturión, si bien los primeros meses es un animal pelágico (nadando por la columna de agua y superficie donde busca y “caza” activamente el alimento) posteriormente pasa a ser bentónico, localizándose la mayor parte del tiempo en el fondo, donde se alimenta, a pesar de que esporádicamente pueda subir a la superficie o nadar pegado a las paredes.

Por el momento, seguiremos dando a nuestros esturiones una buena alimentación ecológica para que sigan creciendo a su ritmo natural, sin forzarlos y volveremos a mostraros como siguen en su primer cumpleaños.

Ignacio Alba Alejandre

Dr. Veterinario