Las piscifactorías de Caviar de Riofrío, se encuentran en su ubicación actual desde 1963. Inicialmente se producía la famosa trucha de Riofrío, que gracias a la calidad de las aguas del nacimiento del mismo nombre y a su cuidadoso sistema de cría alcanzó gran popularidad.

Desde 1987 también criamos esturiones, de la misma especie que poblaban las aguas del Guadalquivir desde tiempo inmemorial y de cuyo aprovechamiento y aprecio se tiene constancia desde la época de los fenicios.

Desde 1987 hasta hoy se ha conseguido que el Caviar de Riofrío esté considerado como uno de los mejores del mundo, no solo en España, sino también en los mercados más exigentes y entendidos como el ruso. Uno de nuestros mayores éxitos fue lograr en el año 2.000 la primera certificación mundial como productor de caviar ecológico, para el caviar elaborado en Riofrío. Hoy, 18 años después, tan solo tres empresas en el mundo tienen esta prestigiosa certificación.

En el pasado mes de septiembre se produjeron unas lluvias torrenciales que ocasionaron una excepcional avalancha de lodo y agua en la zona y que afectaron gravemente a todo el pueblo de Riofrío y a una de nuestras instalaciones, causando daños materiales y la muerte de numerosos esturiones.

Afortunadamente nuestra otra instalación principal no se vio afectada, ni tampoco la zona de almacenes, elaboración etc, por lo que mantenemos intacta nuestra actividad comercial y productiva, pudiendo garantizar el servicio de caviar a nuestros clientes y amigos.

Desde Caviar de Riofrío, tanto la dirección como los trabajadores, queremos agradecer a nuestros clientes la confianza que han mostrado hacia nosotros en un momento tan difícil, así como las numerosas muestras de solidaridad recibidas de parte de vecinos, clientes, proveedores y autoridades y asegurarles que, con el esfuerzo continuo del magnífico equipo de trabajo que forma Caviar de Riofrío, nos repondremos totalmente en breve y que esto no afecta, ni afectará a nuestra actividad comercial y capacidad de servicio al cliente.

La dirección.

Riofrio, Ocutbre 2018