Dentro del programa de actividades que desarrolla la Academia Gastronómica de Málaga, un nutrido grupo de miembros de la misma, con su presidente, Enrique Cibantos, a la cabeza, han visitado la piscifactoría de Riofrío interesados por la producción de esturión y de una trucha ecológica. Tras la visita, pudieron degustar estos productos en el restaurante Casa Raimundo.

Cabe recordar que la Academia Gastronómica de Málaga es la más antigua de España y entre sus objetivos tiene la promoción de la cocina autóctona y de los productos locales que distinguen los platos que se ofrecen en restaurantes, chiringuitos, hoteles y ventas.

Leer noticia en diariosur.es