La Nochevieja del Palace sabe a Andalucía

Las «travesuras» de Dani García en los fogones del Hotel Westin Palace han dado en la diana. Y darán las próximas doce uvas. El chef malagueño, con dos estrellas Michelin, ha diseñado el menú para la cena de Nochevieja. No era fácil. Quiere sorprender y ser creativo sin perder la brújula que la marca su tierra. Andalucía está presente en lossiete platos. Por sabor, color, texturas y materias primas. Ronda, Río Frío, la Bahía de Cádiz y muchos lugares más del Sur harán las delicias de los 300 comensales de la cena que despedirá el año en este glamuroso y centenario establecimiento madrileño.

El propio chef reconoce que su apuesta por este festín en el Palace es un «recorrido gastronómico lleno de contrastes» que combina lo nuevo y el sabor tradicional» de la cocina andaluza. Por eso lo llama«contradicción». Nada de nuevo ni contradictorio es abrir boca con un jamón ibérico de bellota y un Tío Pepe. Al revés, es un gusto para el paladar con sabor genuino a los buenos productos.

Ya en la mesa _espléndidamente vestida de mantelería, vajilla, cubertería y cristalería_, se empieza con el caviar de Río Frío (Granada) sobre cangrejo macerado en mata al estragón. Muy agradable. Se acompaña con champán Laurent-Perrier Brut. Sigue el bogavante en gazpacho de tomate verde, manzana, aguacate y eneldo fresco. Riquísimo y con esencias atlánticas que llegan directas al olfato y al gusto. Aquí, el vino es un Marqués de Riscal Sauvignon Blanc 2015.

Vamos con la tercera, como en las sevillanas. La sorpresa para el paladar es mayúsculo. Para bien, claro. Ese queso de cabra de Rondaen milojas de manzana verde caramelizadas, foie gras y trampantojo de ciruelas de Pedro Ximenez pasa por todos los sentidos y toca el corazón. Un bocado espectacular que se sirve con un Marqués de Riscal Reserva 2011.

Muy agradable la vieira en Flor con crema templada malagueña de almendras marconas, coliflor y trufa. A continación, el lenguado con marinera de mariscos de la Bahía de Cádiz. «¡ Sí, me sabe a Cádiz!»,exclamaba, feliz, una compañera de la crónica gastronómica.

Para rematar los platos fuertes, un rabo de todo envuelto en raviolisobre patata cremosa son hierbas y flores de invierno. Hubo consenso:Dani García ha conseguido, con este guiso, que el auténtico sabor a rabo de toro impere, que sobresalga en su justa medida a pesar de los guiños y aderezos del plato. Un diez.

La Luna de Marbella. Ese es el nombre del postre que se servirá en la cena de Nochevieja y que es el guiño más sincero de Dani García a su ciudad y en la que tiene sus dos negocios en el Hotel Puente Romano.Y la luna de este chef, con forma de perla gigante, explota en el paladar su chocolate blanco, vainilla, mandarina y yuzu (mandarina china, que tampoco está de más).

Este menú cuesta, por persona 575 euros, incluido IVA. Los niños, menores de 10 años, 287,5. Incluye la cena de gala con las bebidas ya descritas, barra libre y cotillón. El Palace ofrece precios especiales para quienes quieran pernoctar en el hotel.